Están dirigidos a personas mayores con fragilidad y osteoporosis  

El Área de Deporte del Ayuntamiento de Málaga ha dado comienzo al VI Programa de Prevención de Caídas y al II Programa “Vivifrail”, dirigidos a personas mayores y que se desarrollarán hasta el mes de junio en el Polideportivo municipal José Paterna (barriada de El Palo).

La actividad física es un importante determinante de la salud para el envejecimiento saludable, conduce a una mejora de la capacidad física y mental, un aumento de la longevidad y un mejor control de las enfermedades prevalentes en la población mayor.

El Área de Deporte ha estado trabajando mucho tiempo con mayores y, dado que la edad de la población ha ido en aumento, surge la necesidad de adaptar la  actividad a la condición física de los ciudadanos.

Desde 2015, existe una estrecha colaboración con el Centro de Salud El Palo para facilitar la práctica de actividad física en colectivos de personas mayores con pérdida de funcionalidad y riesgo de dependencia.

El Programa de Prevención de Caídas iniciado en 2015, ha contado con la participación de más de 300 mayores con osteoporosis que son remitidos desde el Centro de Salud de El Palo por su médico de cabecera para realizar una actividad de taichí durante dos días a la semana. El colectivo “Taichí sin fronteras” es el encargado de impartir esta actividad; se trata de una organización sin ánimo de lucro, coordinada en Málaga por Félix Sánchez Maldonado,  presidente de la delegación de Málaga de Taichí sin fronteras. El Ayuntamiento ya ha colaborado en otras ocasiones con esta asociación: en 2016, se realizó un “Taller internacional de taichí taoísta” en El Palo (Málaga), en la instalación de José Paterna, al que asistieron participantes de varios países. También colaboran activamente con el Área de Deporte en otras actividades como la Fiesta del Deporte.

El Programa Vivifrail, promovido por la Unión Europea, se inició en 2019 con 32 participantes y está destinado a la mejora funcional de personas mayores con fragilidad y con ciertas limitaciones para realizar las actividades de la vida diaria. Los participantes son remitidos por el centro de salud y realizan dos sesiones semanales de ejercicio físico guiado por un fisioterapeuta.

La fragilidad es un estado de disminución de las reservas fisiológicas que ocasiona mayor riesgo de presentar problemas de salud, pérdida de funcionalidad y discapacidad. La sarcopenia (pérdida de función, fuerza y masa muscular) es un factor de riesgo de dependencia de las personas mayores debido a la pérdida de la fuerza muscular que conduce a una situación de fragilidad. La actividad física aumenta la capacidad funcional en personas en riesgo o inicio de su deterioro, retrasando la situación de  discapacidad.

Ambos programas están coordinados por la Sección de Medicina deportiva de este Área y se realizan cumpliendo la normativa actual de la instalación, de medidas de protección frente al Covid-19, distancia de seguridad, uso de mascarillas e hidrogeles, toma de temperatura, etc.