Borja Vivas: “Es una gran oportunidad que el boom del running acerque a la gente al atletismo y que los niños lo practiquen”

Borja Vivas: “Es una gran oportunidad que el boom del running acerque a la gente al atletismo y que los niños lo practiquen”

El atleta malagueño número uno ha ganado en febrero en Valencia su octavo título nacional como lanzador de peso en pista cubierta. Tiene, además, otras tantas medallas de oro al aire libre en la especialidad y está a las puertas del Campeonato de Europa de Berlín, de agosto en Berlín, en el que defenderá la plata lograda en 2014.
Borja es un hombre tranquilo y afable. Saluda a todo aquel con el que coincide en las pistas de la Ciudad Deportiva de Carranque, donde entrena todas las semanas. Con este carácter se intuye difícil enfadarle, ni sacarle de sus casillas. Esta actitud se transforma dentro de la pista, donde aparece el competidor y el defensor de tantos títulos nacionales en lanzamiento de peso, nada menos que 16 con el que logró en Valencia este mes de febrero.
Orgulloso de su tierra y de su grupo de amigos, es aficionado a la cocina y no es supersticioso. Admira al gran Manolo Martínez, del que cogió el relevo en el “peso” español y muchos le animan para ir a por el récord de España del gran lanzador leonés. Quiere estar a tope para el Europeo de Berlín de agosto, en el que defiende la Plata lograda en Zurich ’14.

Deporte

¿Cómo se inicia Borja Vivas en el atletismo?
Me inicié por cercanía de la Ciudad Deportiva de Carranque a casa de mis padres. De niño y teniendo estas instalaciones tan cerca de casa, probé primero como una actividad extraescolar en la escuelas deportivas, después en el Club Cuevas de Nerja y luego ya en el Club Atletismo Málaga. Esta dedicación se consolida en la Universidad, cuando empiezo a estudiar Administración y Dirección de Empresas en la UMA. Me gustaba el baloncesto, porque en mi casa le gustaba a mi padre y mi hermano jugaba, aunque no llegué a probar en la cantera de Los Guindos.

Tenía amigos que entrenaban en Carranque y, por eso, me aficioné.

Por talla, podría ser jugador de baloncesto o balonmano.
Sí, el baloncesto me gustaba y me sigue gustando verlo. Pero hubo que elegir y, con 13-14 años, me decanté por el atletismo y, en concreto, por el lanzamiento de peso. También descubrí, ya de mayor, el pádel.

¿Sigue practicando disco?
Probé y lo hice durante un tiempo y lancé por encima de 50 metros pero, ayudado por mis entrenadores, me dediqué al peso. Llevo 16 años ya con Tomás Fernández, mi entrenador y él y sus colegas me decían que podría haber lanzado por encima de 60 metros el disco. Pero cuando tuve que elegir vi que el lanzador de peso tenía temporada de verano y de invierno, mientras que el de disco, sólo tenía la de verano, así que me atrajo más el peso que el disco.

¿El atleta de peso va mejorando con los años o el pico óptimo se da a mediana?
El atleta se mueve por sensaciones y yo tuve mis mejores sensaciones en 2014 y 2015, cuando lancé más de 21 metros e hice marca personal. Esas sensaciones las he vuelto a tener en el Campeonato de España de Valencia este año. Este verano toca defender el subcampeonato de Europa al aire libre en Berlín. A ver….

Hablemos de retos: ¿Para cuándo el asalto a los récords de España de Manolo Martínez?
Es una de las ilusiones que me quedan, aunque parece que son sólo 40 centímetros (el récord de Manuel Martínez es 21,47 metros y Borja tiene 21,07 metros) batirlo supone estar entre los 4 o cinco mejores del mundo y es un salto enorme.

¿Y para esta temporada, qué propósito hay?
Lo mencionaba antes: el Europeo al aire libre de Berlín, intentar llegar bien y hacerlo lo mejor posible. Es una oportunidad y una prueba que no se me da mal. Primero tenemos la calificación y luego la final. En busca de la final van los 12 mejores y los 8 primeros, son los considerados finalistas.

¿Cuál ha sido su mayor satisfacción deportiva en la vida?
La plata de Zurich y haberme quedado a sólo 7 centímetros de haber entrado en la final de los Juegos Olímpicos de Río.
El Campeonato de Europa de Zurich porque pude vivir la plata lograda junto a mi familia y algunos amigos. Desde entonces, siempre me acompañan en cada viaje.

¿Y el momento más duro?
Pues quizá fue acabar cuarto en el Campeonato de Europa de Praga en Pista Cubierta 2015 porque tenía la medalla de bronce, casi casi conseguida, y el serbio Kolasinac, en su último tiro, me superó, se puso segundo y ganó la plata.

Un sueño en el deporte…
Como soñar es gratis, me gustaría ganar una medalla olímpica, por soñar que no quede.

Además, me gustaría que el atletismo fuera un deporte más practicado y puede ayudar mucho el tirón del running. Tenemos que conseguir entre todos los atletas que este boom del running, acerque más el atletismo a la población, que los niños en los colegios o en los clubes y centros deportivos prueben alguna disciplina en el gran abanico que ofrece el atletismo con velocidad, saltos, lanzamientos, fondo y medio fondo. Por desgracia, se separa el running del atletismo y no se ve como parte de éste.

El deportista al que más admira…
Pues es Rafa Nadal, con el número 1 que es, le recuerdo en el desfile inaugural de los Juegos Olímpicos de Río 2016 como uno más. Tuvimos que estar en el Estadio Olímpico 3 horas antes del desfile y Nadal estuvo allí con nosotros, como uno más y atendiendo a las decenas de peticiones de fotos con deportistas españoles y del resto del mundo, sin decir no a nadie. Es muy sencillo y humilde para todo lo que ha logrado.

¿Y su referente en el lanzamiento de peso?
Sin duda Manolo Martínez, es una gran persona y ha sido el espejo en el que siempre me he querido ver reflejado.

¿Cuál es el mejor ejemplo que ha vivido en el deporte?
Pues no sabría decirte un ejemplo concreto, pero sí destaco la deportividad que se da en el atletismo y que han de aprender otros deportes que están más extendidos.

La sombra del dopaje, por desgracia, mancha demasiado el atletismo…
Sí, ha habido y habrá casos sonados y países en los que era cuestión de estado esta práctica. El ciclismo y el atletismo son los dos deportes en los que hay más controles y que están en el punto de mira. No es admisible que se realicen estas prácticas, en peso ha habido mucho y también sabemos que hay “deportistas” que no han sido cazados.

Por desgracia, hay tantos casos de dopaje que, enseguida que un atleta hace una gran marca, los propios deportistas la ponemos en cuarentena. Estamos perjudicándonos nosotros mismos.

¿Qué opina de la exhaustividad de los jueces en el reciente Mundial de Pista Cubierta de Birmingham?
En el atletismo, hay poco margen de negociación, pues se caracteriza por esa exhaustividad. El ejemplo de Óscar Husillos, reconociendo que había pisado la calle interior y que era justa su descalificación.
Espero que ese rigor siga siendo así por mucho tiempo, pues unas veces te puede venir a favor y otras, en contra.

¿Hay alguna pregunta que no le haya hecho que le hubiera gustado que le hubiera hecho?
Me suelen preguntar por la retirada, aunque no pienso en ello por el momento.

La persona

¿Casado?
Sí.

¿Hijos?
Sí, una niña. Nacida además el día que yo competía en los Juegos de Río.

¿Mascota, perro, algún otro animal?
No, no tengo, tuve de soltero, pero se quedó en casa de mis padres.

¿Qué aficiones tiene?
Me gusta mucho cocinar y, de hecho, en casa cocino yo y, cuando hay reunión en casa de mis padres, soy yo quien prepara el plato del día.

¿Cuál ha sido su mayor satisfacción personal en la vida?
Ser padre y crear una familia. También valoro mucho tener el mismo grupo de amigos de cuando era joven. Nos reunimos y somos los mismos estemos donde estemos. Me ha hecho mucha ilusión que muchos de estos amigos me acompañen a los campeonatos en los que participo.

¿Tiene alguna manía antes de lanzar o el día de competición?
Sí, darle a la bola de lanzamiento una vuelta alrededor de mi cintura. Me sale inconscientemente, pero ya ha quedado como algo habitual y normal en mí.

2018-03-13T11:56:56+00:00